ASESINARON LA CAUSA DE NISMAN

Figueroa con Gabriela Vázquez de Justicia Legítima
Ana Figueroa ahora a cargo de la causa Nisman, con Gabriela Vázquez ambas de Justicia Legítima

La denuncia del fallecido fiscal, recayó en la Sala I de la Cámara de Casación, integrada por dos de las alternativas que maneja el gobierno para mandar a la Corte, cuando fracase el pliego de Carlés.

La desestimó Daniel Rafecas, juez federal designado por el kirchnerismo. Confirmó el pase a archivo del expediente la Sala I de la Cámara Federal, cuyos tres miembros, Jorge Ballesteros, Eduardo Freiler y Eduardo Farah fueron designados en sus cargos por los K, y ahora cuando el expediente pasa a la Cámara de Casación, el fiscal que debe impulsarlo es Javier De Luca, furioso oficialista y miembro de Justicia Legítima, y la Sala I de ese cuerpo será quien deba definir si el expediente permanece archivado o debe volver a investigarse.

La Sala I que recibe la causa por el simpatiquísimo sorteo informático, esta integrada por tres magistrados: Ana Figueroa, Gustavo Horanos y Luis Cabral. Los primeros dos, que obviamente forman mayoría, son en ese orden, los candidatos que maneja la presidente Cristina Fernández de Kirchner, principal imputada en la denuncia, para proponer como miembros de la Corte Suprema, cuando el pliego de Carlés sea rechazado en el Senado.

En una maniobra similar a cuando intentaron designar Procurador General al impresentable Daniel Reposo, Carlés jugaría el rol de fusible y luego buscarían proponer a Figueroa o a Hornos. Son justamente ellos, los que deben encargarse de garantizar que la causa iniciada por el fiscal Alberto Nisman, se arrumbe en el archivo de Comodoro Py.

De este modo, las innumerables y agotadoras maniobras político-judiciales del gobierno para enterrar el expediente, habrán dado sus frutos, Nisman habrá entregado su vida por nada y posiblemente parte de su familia sea enjuiciada por lavado de dinero.

A estas alturas, todavía la ¿Justicia? no ha podido determinar si el fiscal fue asesinado o se quitó la vida, aunque todos sabemos en nuestro fuero íntimo que ocurrió. Lo que es seguro es que asesinaron su trabajo, lo masacraron. El gobierno, con la presidente a la cabeza, se comportó como todo culpable: buscó evitar a como de lugar la investigación, y lo logró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s