DE NARVÁEZ, SIN BRÚJULA NI TERMÓMETRO

De Narváez y su esposa, con su ex jefe político y su esposa
De Narváez y su esposa, con su ex jefe político y su esposa

El empresario irrumpió en 2009 ganándole las legislativas al kirchnerismo en alianza con el PRO. Desde allí en mas fue incapaz de mantener los acuerdos y su caudal electoral, tomó malas decisiones y pasó por todos los espacios.

Francisco De Narváez es sin duda un personaje desorientado, cuya única buena decisión política lo colocó en 2009 en un sitial inesperado: derrotó al kirchnerismo en Provincia de Buenos Aires; aliado al PRO de Mauricio Macri. Pero desde entonces un cúmulo de errores de cálculo, malas lecturas y apuestas políticas y la pretensión desmedida, conspiraron contra sus aspiraciones y lo fueron enterrando en sus propios errores. Hoy las encuestas, por obra de esos milagros políticos argentinos inexplicables, lo dan bien posicionado para gobernador en el distrito bonaerense, pero va “colgado” de la boleta presidencial de Sergio Massa, que lo condena a perder votos.

El año 2009 fue para De Narváez el mas rutilante de su vida política. Pudo vencer al Frente para la Victoria en su bastión, y nada menos que a una lista encabezada por Néstor Kirchner. Lo hizo al frente de la lista de candidatos a diputados nacionales por la alianza Unión-PRO, un acuerdo electoral entre Unión Celeste y Blanco, el partido “del colorado”, y el PRO liderado por Macri. Pero luego de esa brillante performance electoral, De Narváez no hizo otro casa que malas lecturas que lo condujeron a grandes errores.

Su primer error fue creer que podía ser Presidente de la Nación. Su condición de ciudadano colombiano hizo que, pese al recorrido permanente por mas de dos meses de sus “operadores” por los pasillos del cuarto piso del Palacio de Justicia, la respuesta desde todas las vocalías de la Corte Suprema fue la misma: no es constitucional que un extranjero se postule para Presidente.

Tal vez fue entonces cuando la desazón le nubló la capacidad de tomar la temperatura política. Desarmó la alianza que lo llevó a la victoria y siguió solo. Hasta que construyó un nuevo acuerdo, pero en este caso con el radicalismo, que llevó a Ricardo (Ricardito) Alfonsín como candidato a presidente y al mismo De Narváez como candidato a gobernador bonarense. Pero el acuerdo no dio suma sino resta. El empresario siempre se postuló peronista, y de este modo el electorado radical alfonsinista, habitualmente progresista, se mostró reticente a votar a un peronista que además era un empresario acaudalado con posturas ideológicas bastante lejanas. Y los peronistas que pudieron acompañalo, se mostraron poco proclives a sufragar por Alfonsín, en una elección presidencial (2011) con variada oferta justicialista (Cristina Fernández, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saa). Fue un error catastrófico.

Para continuar su sinuoso derrotero, Francisco se presentó como primer candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires en 2013, enfrentando no solamente al sciolismo-kirchnerismo, sino a un recientemente independizado Massa que acaparaba la atención del electorado. Fue papelón. Apenas superó el 5% de los sufragios y de su larga lista de candidatos, solamente él consiguió ingresar al Congreso.

Luego de la fallida elección de 2013 y de las poco felices decisiones política que tomó, decidió que ser opositor no era lo suyo y decidió “rascarse en el palenque” del gobernador Daniel Scioli. Por obra y gracia de uno de sus principales operadores políticos, justamente el hermano del gobernador, José “Pepe” Scioli, se produjo el acercamiento que derivó en un grupo de dirigentes cercanos “al colorado” trabajando en la administración del hoy candidato presidencial de Frente para la Victoria. Sin ir más lejos, Gustavo Ferrari, histórico asesor de De Narváez y diputado nacional de su bloque, alcanzó la Asesoría General de Gobierno bonaerense, y otra ex legisladora de su riñón, Natalia Gambaro, fue designada por el gobernador como interventora de la conflictiva Fundación Felices los Niños del condenado por abuso padre Grassi. Al mismo tiempo sus pocos legisladores provinciales comenzaron a darle quorúm y votos al kirchnerismo y se acomodaron cerquita del calor del poder. De hecho muchos decían “vamos a hacer sciolismo pero sin vestirnos de naranja, manteniendo la identidad”.

Pero eso también duró poco. El empresario creyó ver la oportunidad cuando Massa puso sus objetivos fuera de la Provincia y se perfilaba como un candidato presidencial muy bien posicionado. Buenos Aires quedaba sin un referente con alto conocimiento público, Darío Giustozzi no conseguía que nadie sepa quien es, Mónica López no lograba el aval completo de Massa, y Gustavo Posse era maltratado en el espacio. Y entonces “el colorado” haciendo gala de su brújula descompuesta y su termómetro político averiado, saltó al massismo y se ofreció como candidato a gobernador del tigrense candidato a Presidente.

Pero Massa se desmoronó. Su candidatura resultó un bluff que se agota, cada vez mas hundido en un tercer lugar que parece ser que tendrá que disputar con Margarita Stolbizer. Y pese a que las encuestas no lo dan mal a De Narváez para gobernador en Provincia, los encuestadores no pueden calcular el efecto de que el empresario vaya “colgado” de una boleta presidencial (la de Massa), que va a realizar un bajo desempeño electoral. ¿Cuantos puntos caerá el empresario por tal efecto?. No puede decirse con precisión, pero seguramente muchos, dado que el corte de boleta en el distrito bonaerense es insignificante y eso hace que el candidato a gobernador, corra en buena parte la surte del candidato presidencial. Mientras el empresario colombiano no repare sus instrumentos de navegación, su destino político será el ostracismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s