LARRETA YA GANÓ

Larreta y la gente, juntos
Larreta y la gente, juntos

El candidato a Jefe de Gobierno porteño del PRO, tal vez sea electo este mismo domingo, o tal vez deba enfrentar la segunda vuelta. Pero ya ganó, por la propuesta transformadora, al servicio del ciudadano, por enfrentar los debates con buena fe, porque es lo único distinto a la tradicional “política curro”.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

Ser superador desde todo punto de vista es haber ganado. El sayo le cabe tanto a Horacio Rodríguez Larreta como a Muricio Macri, y los candidatos del PRO en general. Y la referencia de “superador” no está relacionada solo con tener mejores propuestas, que las tienen, sino con el planteo de un modelo diferente y que además tiene capacidad para batallar y ganar elecciones, un esquema donde la función pública es a la vez un servicio al ciudadano, en el que cada candidato se muestra como es sin nada para esconder, un diseño socio-político perfectamente viable bajo el imperio de la ley; y todo eso, con capacidad electoral competitiva.

Desde el triunfo a Raúl Alfonsín en 1983 los argentinos no tenemos una opción tan clara, tan diferente, tan superadora desde todos los puntos de vista. Tan equilibrada, homogénea, consistente y revolucionaria.

Es una revolución en esta Argentina que los dirigentes y la gente se confundan, se entremezclen, se digan lo que piensan, se reclamen y se feliciten. Es revolucionario dar la cara, ser abierto, respetuoso. Pocas veces o tal vez nunca pude ver, a una persona con el temple para mantener la respuesta respetuosa a quien lo esta agrediendo sistemáticamente con supuestos incomprobables, y hasta burlandose, como lo hizo Larreta en el debate de TN. El candidato del PRO, no solamente mostró conocer más y mejor la ciudad, tener más y mejores propuestas, además mostró ser una persona de bien, antes que nada, antes que político, o funcionario o administrador.

Y dejó claro también algo que a esta altura resulta fundamental para cimentar la esperanza de un cambio de rumbo, político, social y cultural de nuestra Argentina: que siendo una persona de bien se puede ganar un debate primero y seguramente una elección después. No es necesario recurrir a la chicana politquera, al agravio o la mentira. Siendo honesto y respetuoso también se puede.

Digo que Larreta ya ganó porque el resultado va mucho más allá de la elección, que es importante por cierto, porque es mucho más rápido el cambio que nos merecemos si el ejemplo baja desde el poder; pero la sola instalación en el ideario popular de que todo esto es posible, es un triunfo extraordinario del cambio cultural que muchos (ojalá la mayoría) queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s