EL FENÓMENO MACRI, EN LOS MEDIOS

La gente y los medios son cosas distintas
La gente y los medios son cosas distintas

La mayoría de las empresas de medios se ubica, explícita o implícitamente, en la postura de “Scioli ya ganó”. Sin embargo, ocupan muchísimas páginas en Macri, sea para atacarlo o para describirlo.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

Describir a Daniel Scioli, sus acciones, sus dichos o sus apoyos políticos, debe reconocerse, es un “plomo”. Podrían hacerlo replicando una crónica del peronismo de los ’80, cambiando algunos (solo algunos) nombres. Siempre pasa lo mismo, se juntan los gobernadores y apoyan al candidato. La misma música, la misma militancia, la misma estética. Mauricio Macri, es claro, un fenómeno distinto, todo lo que se desarrolla a su alrededor es otra cosa, su mística, su impronta, su idea de gobierno, la gente que lo rodea, todo es novedoso. Tal vez eso haga que los medios ocupen tantas líneas en Macri.

Si uno hace un repaso general de medios del fin de semana, con un poco de distancia crítica, podrá observar que todos, de un modo u otro, mas ostensible o más encubierto, postula la tesis del “Scioli ya ganó”, pero ocupan sus espacios con Macri, en muchos casos buscando que esa tesis se transforme en profecía autorealizada y en otros, simplemente porque es más interesante para el lector, Macri que su rival.

El grupo Perfil es un ejemplo simpáticamente claro. Su revista insignia, Noticias, titula en tapa “Ataque de Pánico en el Círculo Rojo” y la volanta de tapa es “Macri devaluado”. Es sinceramente risible. Por un lado porque el grupo Perfil integra el Círculo Rojo, como uno de los grupos de medios de presión que intenta generar opinión en sus lectores. En todo caso estaría describiendo una patología propia. Por otro lado, es claro y evidente que el Círculo Rojo opera contra Macri, tiene acuerdos evidentes ya cerrados con el peronismo. Y por fin, queda la sensación que todo ese título llamativo tiene el único objetivo de dejar la sensación de que Macri está “devaluado”, es decir, es una operación.

No termina ahí lo de Perfil. Su diario dominical otorga al candidato del PRO un par de páginas en la sección Política como al resto de los candidatos, pero su suplemento amarillo en la sección de tres páginas  que llama “El Espía”, no habla de otra cosa que de Macri, del macrismo y de dirigentes del PRO. Hubo el viernes una cumbre del PJ  y ha de haber periodísticamente mucha tela para cortar, pero solo de habla de Macri. Si uno corre una cuantas hojas y se va a la sección de Sociedad, otra vez aparece el postulante del partido amarillo, en este caso contando sus preferencias por la meditación, a doble página. Parece que esta perdido, “devaluado”, que “Scioli ya ganó”, pero Macri les llena el diario y la revista. Algo es poco claro.

El grupo Clarín se alterna. Algunos de los columnistas dominicales del diario muestran su clara preferencia por Scioli, y en todos lados se menciona el “cambio de discurso” de Macri, buscando mostrarlo inconsistente, cuando en realidad volvió a decir lo que ya había dicho en noviembre de 2014 en las radios Mitre y La Red. Solo el portal Urgente24 (independiente) reconoce que el discurso es el mismo que entonces. Pero es inolvidable la entrevista que TN le realizó el domingo pasado por la noche a Scioli, cuando Horacio Rodríguez Larreta se impuso por escaso margen a Martín Lousteau. El candidato del Frente para la Victoria a la presidencia nada tiene que ver con la Ciudad, no participó de la segunda vuelta, pero el canal de noticias de Clarín, intentó mostrarlo como el ganador de esa elección en una extensa entrevista.

El Grupo América fue, mientras Sergio Massa parecía mantener aspiraciones presidenciales serias, su órgano de difusión de 24 horas. Cuando se desplomó, se constituyó en el más abierto sector de presión a Macri para que lo incorpore a su armado. Y como no lo hizo, cuando se enfrentó la segunda vuelta de la elección porteña, se erigió en el panfleto permanente de Lousteau. Ahora, con todos sus candidatos desdibujados, insinúa un sciolismo moderado a la espera de ver hacia donde se inclina la balanza. Debe ser porque claramente, no pegó una.

Resulta muy llamativo como los medios han tratado el diagnóstico del economista Miguel Bein, que postula que el próximo gobierno deberá realizar un ajuste por la vía del incremento tarifario. Pocas y tangenciales menciones a que Bein es el economista de Scioli. Incluso ayer, hubo un artículo en un conocido portal de noticias, contando que el candidato peronista ya diseña su próximo gabinete con Bein como ministro de Economía, sin relacionarlo con su propuesta de ajuste. Queda claro que se trocaron las presunciones y Scioli y su asesor económico son los candidatos de ajuste, pese a lo que se suponía originalmente de Macri, sin ningún sustento.

Hoy la periodista Silvia Mercado, en Infobae, titula: “Tarde, el PRO arma estructuras propias para fiscalizar la elección”. En realidad, nada revelador, todos los medios reflejan que el partido de Macri trabaja en una red de armado y control de fiscales. Pero iniciar el título con “Tarde” no solamente es innecesario, es además un título no periodístico, buscando inducir la opinión, de modo subrepticio.

GZT no está en contra de que los medios vuelquen y generen opinión. De hecho, es lo que se hace desde este pequeño (ya no tanto) medio. Decimos lo que pensamos y creemos que estamos ante una encrucijada histórica de la Argentina, y que es necesario sumar voluntades a la esperanza de cambio. Pero no nos escondemos, no simulamos eclecticismo. Somos totalmente independientes económicamente de quienes representan la postura política que sostenemos. No tenemos publicidad de ningún Estado, ni lloramos por los Tribunales en su búsqueda. Apuntamos a convencer sin engañar, y de ese modo en el mes de julio, tenemos más lecturas diarias que la cantidad de ejemplares vendidos de casi todos los diarios del mercado. Es porque somos lo que se ve, una receta que también está requiriendo la política.

Anuncios

Un comentario en “EL FENÓMENO MACRI, EN LOS MEDIOS”

  1. Creo que Macri no es otra cosa que un peronista mucho más “aggiornato” que el resto de los dirigentes del peronismo o post peronismo. Se dice que tiene mucho de desarrollismo y de “neoliberalismo de los ´90” – según acusaciones de los mismos que participaron y votaron leyes de esa época – pero adolece de aparato político en todo el país. Su alianza electoral con Carrió y Sanz ya mostró las mezquindades antes de llegar a las elecciones: el respaldo inaudito a Loustau después de las PASO. Creo que tendrían que hacerlo calmado para no dar pasto a las fieras que se regocijaron con esas discrepancias. Creo que no queda otra que votar a Macri que, guste o disguste, es el menos malo; lástima que de federalismo ni hablar o, tal vez, no sabe de que se trata.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s