DANIEL SE SIENTE “SUCIO”

De jolgorio, su mejor estado
De jolgorio, su mejor estado

Scioli denunció una campaña sucia en su contra e involucró al PRO. Pero se fugó a Cerdeña en medio de la inundación, abandonando el pueblo que paga su salario para que vele por él. La victimización para compensar la desidia y la inoperancia. Va nuevo video de regalo para el lector.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

Daniel Scioli siempre se mostró como una víctima. Hace dos años, cuando el inicio de las clases en la Provincia se demoró casi dos meses y el distrito entero quedó al borde del colapso, en realidad fue porque el gobierno nacional no le mandaba fondos. Tales fondos no eran su correspondiente coparticipación, que ya la había recibido, eran dineros adicionales, un regalo de todos los argentinos, para que el gobernador, incapaz administrador, pudiese pagar los salarios. Pero resulta que era él, la víctima de Cristina.

Desde la lamentable pérdida de su brazo en una carrera sin rivales en el Delta (hoy la meca de narcotráfico gracias a su no gestión), la táctica de mostrarse como víctima resultó una especie de traje de amianto que lo cubrió de su incapacidad de gestionar, que se mixtura con su poca contracción al trabajo. Scioli siempre vivió de arriba, primero del negocio familiar y después del Estado.

En el día de ayer acusó a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal de hacer “campaña sucia” con la problemática de las inundaciones en la Provincia de Buenos Aires. Seguramente se referirá a la ayuda que Macri, desde el gobierno de la Ciudad, envió a los damnificados en Luján, o a la asistencia personal que Vidal fue brindando a las verdaderas víctimas.

Tal vez puede llamársela “campaña sucia”. Porque por una lado estamos en épocas de campaña y por otro, Vidal se ensució literalmente entre el el barro y el agua para estar cerca de la gente, cuando su gobernador los abandonó para irse a vacacionar a la isla de Cerdeña, a un lujoso hotel y a un coste de 14.000 euros la noche. Más que víctima de “campaña sucia”, Scioli debería sentirse moralmente sucio, por haber abandonado a sus ciudadanos antes, cuando utilizó fondos de todos en nimiedades mientras ignoraba las obras necesarias para que estas cosas no pasen, y más sucio ahora, por haber decidido que su descanso, muy probablemente financiado por sus gobernados, era prioridad sobre los inundados.

Pero Scioli prefiere mostrarse como víctima, porque siempre ha sido la estrategia que significó que “no le entren las balas”, como se suele escuchar a su respecto. Si el gobernador es una víctima, lo es de sí mismo, de su entorno más cercano que lo impulsa a comportarse como un bon vivant con dineros que no le pertenecen, sino al pueblo.

Dijo además ayer el gobernador, sobre aquellos que supuestamente encabezan una “campaña sucia”, que: “los tenemos bien identificados”. Amenazante. Siempre rodeado de matones, claro y flagrante heredero del modo de hacer política de la patota conurbana que lo sostiene.

Señor gobernador, los “identificados” no le temen a su “banda” ni a sus espurios vínculos provinciales, ni siquiera a la sintomática explosión que en su distrito ha tenido el narcotráfico en estos 8 años. Vamos a proteger de usted y su patota, a cualquiera de los “claramente identificados”, que lo único que han hecho es informar y exigir que usted haga lo es debido con los dineros del pueblo.

La dualidad entre la víctima y el mensaje mafioso que implica el “los tenemos bien identificados”, es casi una síntesis perfecta de lo que constituye Scioli.

Comprenderá señor gobernador que el pedido de disculpas del título es una ironía. A cambio de ellas, que no corresponden, le ofrecemos un humilde consejo: en lugar victimizarse vaya a trabajar más y vacacione menos, hágalo de forma más austera como un modo de respeto a sus gobernados, y si es posible, trate de hacer algo por ellos, va a darse cuenta lo bien que se siente, se va a sorprender gratamente con la sensación que lo embarga cuando se hace algo por el otro, y no siempre todo por uno mismo. Es revelador. Y de paso se pone a la moda. El impúdico egoísmo que implica vacacionar en el Cala Di Volpe en Cerdeña, mientras sus mandantes pierden todo bajo el agua, no se corresponde con el espíritu de los tiempos que vienen.

VIDEO OBSEQUIO QUE LA PATOTA DEL GOBERNADOR QUISO PROHIBIR: REUNIÓN ENTRE SCIOLI Y LOS INUNDADOS DE LA PLATA

Anuncios

Un pensamiento en “DANIEL SE SIENTE “SUCIO””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s