MASSA, EL OTRO K

Sergio y Amado, cómplices
“Como los cagamos a todos Amado”, parece decirle Sergio su amigo y mentor

Se vende como opositor, pero es parte de un plan para garantizar la continuidad del oficialismo. Se engaña demasiado fácil en Argentina. Sobre 12 años de kirchnerismo, Massa formó parte en 10 de ellos. Fue 4 veces a elecciones con la boleta del FpV, y fue jefe de gabinete de CFK ,compartiendo por ejemplo, con Aníbal Fernández.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

¿Quien es Sergio Massa? ¿Importa lo que dice o lo que ha demostrado? ¿El electorado es tan fácil de engañar? ¿Porque de golpe cambio y dejó de ser kirchnerista después de 10 años?.

El candidato presidencial de UNA es claramente parte de un plan pergeñado por el kirchnerismo para mantenerse en el poder, con la estrategia que ha usado desde hace tiempo y aprendido de Eduardo Duhalde. Este último en 2003, dividió al justicialismo para conseguir imponer a Néstor Kirchner como presidente. En 2007 el santacruceño hizo lo mismo, mando a Roberto Lavagna (hoy con Massa) por afuera, para quitarle votos a Elisa Carrió. Y hoy Massa es enviado con supuesto perfil opositor, a evitar que el electorado no kirchnerista vuelque todos sus votos en Mauricio Macri y termine con el imperio de Cristina.

Remontarnos a cuando Massa fue ladero a Ramón “Palito” Ortega, o parte de las empresas del presunto “lavador de dinero” Aldo Ducler, o cuando ingreso a la Anses en el gobierno de Duhalde es alargar mucho el relato. Conviene mejor, empezar la historia en 2003, cuando asume Kirchner y confirma a Massa en la Administradora de los fondos de los jubilados. Uno pudo pensar que mantener a algunos funcionarios era parte del acuerdo con Duhalde. De hecho Lavagna permaneció en Economía, José Pampuro en Defensa y Aníbal Fernández en Interior.

Pero Massa se hizo amigote de Néstor, pasó a ser para el santacruceño “Massita”, y sobrevivió porque rápidamente olvidó su gratitud con Duhalde y se transformó en K puro, como Aníbal. Tanto que en 2005, cuando Néstor mandó a Cristina como candidata a senadora por la Provincia de Buenos Aires, en la lista de candidatos a diputados que la acompañó, estaba Massa en cuarto lugar, justo arriba de Carlos Kunkel que iba quinto y de Diana Conti que iba sexta. Sergio era un K de mayor peso que Kunkel y Conti.

Por supuesto, Massa ganó la banca en diputados, pero decidió defraudar al electorado y no asumirla, fue candidato testimonial en las épocas en que el término no era todavía de uso periodístico. Kirchner le pidió que continúe en Anses y eso hizo, pero debutó en 2005 en una boleta del Frente para la Victoria.

b79Ya en 2007, Sergio decidió que era momento de lanzarse a un cargo ejecutivo y entonces compitió por la intendencia de Tigre, colgado debajo de la boleta de Cristina Fernández de Kirchner presidente y Daniel Scioli gobernador. Su segunda experiencia como candidato del kirchnerismo y su desembarco en Tigre.

Cuando Massa pasó a ocupar el lugar de alcalde de dicho municipio, dejó su primer gran legado: a cargo del Anses colocó a su número dos, su hijo pródigo, Amado Boudou.

Cuando se iba acomodando en la intendencia de Tigre, sus jefes, los Kirchner, lo convocaron a cumplir su más alta tarea. Fue el jefe de gabinete de ministros, sucedió a quien ahora es su “operador”, Alberto Fernández, y compartió gabinete con Aníbal Fernández, hoy candidato K a gobernador bonaerense, quien por entonces era Ministro de Justicia y Seguridad. En la época en que Massa conducía el gabinete, Aníbal manejaba nada menos que la Policía Federal. En la misma época, Juan Pablo Schiavi era Secretario de Transporte, hoy procesado y en juicio oral por la masacre de Once.

Por cierto “massita” compartió gabinete también con Julio De Vido y con Guillermo Moreno. Y nos dejó su gran perla: consiguió que la presidente ascienda a su alfil Boudou, a Ministro de Economía. En todo ese tiempo conviviendo con todos esos nefastos personajes, Massa nunca vio nada o fue cómplice. No hay denuncias del hoy candidato presidencial contra el entorno que lo rodeaba por la corrupción que ahora tanto condena. Tampoco de su antecesor y operador Alberto Fernández. Entre ambos totalizan 6 años como sucesivos jefes de gabinete de los Kirchner, sin ver un solo acto de corrupción, un solo desvío ilegal de fondos, sin entrarse lo que hacía por ejemplo, Ricardo Jaime. Es raro. O padecen algún grado de atrofia o les cabe algún grado de complicidad.

Kirchner, Scioli, Massa. Y Malena de concejal todos por el FpV
Kirchner, Scioli, Massa. Y Malena de concejal todos por el FpV

En julio de 2009 Massa dejó la jefatura y volvió a Tigre, pero como seguía siendo muy fiel al kirchnerismo, y le tomó el gusto a ser candidato testimonial, ese mismo año volvió a postularse en cuarto lugar para diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires. Sobre él, Néstor Kirchner y Daniel Scioli, abajo Diana Conti y Juliana Di Tullio por ejemplo, hoy presidente del bloque K en diputados.

La oposición por entonces realizó presentaciones judiciales denunciando que los candidatos eran “testimoniales”, que se pretendía inducir el voto a favor de personas que no tenían pensado asumir. La Cámara Nacional Electoral citó a Néstor, Daniel y Sergio para que dijesen si pensaban asumir o no. Los tres ratificaron ante la Justicia que sí. El único que cumplió fue Kirchner. Tanto Scioli como Massa cometieron un delito electoral, pero nadie los denunció después de la elección. Dos veces Massa fue electo diputado nacional por el FpV, en ninguna de ellas asumió. Fue su tercera candidatura kirchnerista.

Intendente del FpV
Intendente del FpV

En el 2011 Cristina Fernández fue por su reelección ya con Néstor lamentablemente extinto. Y Massa otra vez la acompañó, en este caso reeligiendo como intendente de Tigre en la boleta del Frente para la Victoria, en lo que constituyó su cuarta elección en una boleta kirchnerista. Recién en 2013, Sergio entendió que el oficialismo era nocivo para el país y se hizo opositor, presentándose como candidato a diputado por la Provincia de Buenos Aires, por tercera vez. Fue la vencida, esta vez asumió.

De los 12 años de kirchnerismo, Massa acompañó en 10 de ellos y fue un dirigente clave: administró la enorme caja de Anses, “creó” a Boudou, fue jefe de gabinete, gano dos veces Tigre para el kirchnerismo y Néstor lo puso otras dos veces como candidato testimonial en la lista de diputados nacionales para que traccione votos pero sin voluntad de asumir. Cuando en 2013 percibió que los K se desmoronaban, los abandonó y se transformó en “opositor”. Hoy forma parte de una estrategia para que Scioli se mantenga en el poder. Massa es nefasto, es peor que los K, detenta la suma de sus peores defectos y le agrega los de sus anteriores mentores, Duhalde y Carlos Menem.

Y nunca vió nada. Más allá de las acusaciones cruzadas por presuntos negociados en su gestión en la jefatura de gabinete, una de ellas con estado judicial iniciada por el diputado Claudio Lozano, en la que se le adjudican intereses en la consultora Arcadia que intermedió en un gigantesco canje de deuda externa cuando Massa comandaba a los ministros de Cristina; aún cuando no se hubiese llevado un peso que no fuera suyo, convivió alegremente con todos los personajes mas sospechados de la historia argentina y jamás vió nada. No estoy seguro si es mejor pensar que se trata de un muchacho con pocas luces o de un cómplice. Cuando el de Tigre grita que va a “meterlos presos”, ¿se incluye?. Por el fue ellos hasta hace menos de dos años y durante diez.

Esto es Sergio Massa. Si usted todavía cree que se trata de un opositor no hay nada más que pueda decírsele para convencerlo de lo contrario. Usted será de aquellos que creen lo que le dicen y no lo que ve con sus propios ojos. Y siendo lo que queda claro que es, resulta completamente verosímil que trabaje en un pacto con Scioli para garantizar su triunfo, como lo hizo en 2005 Lavagna, para evitar que Carrió le gane a Cristina. El 25 de octubre dirá, si seguimos siendo un pueblo tan fácil de engañar.

Anuncios

Un comentario en “MASSA, EL OTRO K”

  1. No hay peor cosa que los conversos. Y, vaya casualidad, los no peronistas que se convierten al peronismo a la postre son peor que el peor peronista. Massa, Boudou, Alderete, María Julia, Zamora (Santiago del Estero), Alperovich y sigue la larga e interminable lista.
    ¡Pobres de nos, los no peronistas en Peronia!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s