A VECES GANAN LOS BUENOS

El spot de María Eugenia Vidal plantea un dilema de la historia política argentina. “Los malos” han generado la idea colectiva que solamente ellos pueden gobernar. Pero ¿porque creerle a los malos?. El domingo somos protagonistas de una de las encrucijadas más definitorias de nuestra vida como país. Seamos responsables.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

Reducir el análisis a “buenos y malos” es por cierto una limitación, pero no podemos pedir mayor análisis a un spot de menos de 30 segundos. Sin embargo, tiene la virtud de disparar el gran debate de los últimos años. ¿Solo “los malos”, los ladrones, los que están dispuestos a cualquier cosa, pueden gobernar?.

Bien, esto es un apotegma que “los malos” se han encargado de difundir y fijar en el imaginario social como una verdad. Lo primero que deberíamos preguntarnos es ¿porque creerle a “los malos” si los reconocemos justamente como personas siniestras?. Es cierto, ellos nos han dado pruebas, cada vez que un “bueno” llegó al poder, se encargan de explayar su maldad hasta sus peores límites para complicarle la vida y por cierto, la gestión.

No obstante, tenemos que decir que “los malos” siempre han tenido una gran ventaja: se manejaron juntos, coaligados, “en banda”, y los buenos, que quiero creer componen la mayoría del cuerpo social, los dejaron hacer, sea engañados, sea temerosos.

Pero “los buenos” también pueden ganar, y gobernar con eficiencia. No es necesario ser un ladrón, no es requisito aceptar el “roban pero hacen”, en realidad es una minusvalía de carácter asumir tal cosa. Lejos está de ser utópico, pensar que “los buenos” pueden imponerse a “los malos”. Lo único que necesitan es saber que pueden, asumirlo, y ser “buenos con coraje”, porque el valor no está reservado a “los malos”, la historia es testigo.

María Eugenia Vidal se postula para gobernar un distrito tradicionalmente administrado por “malos”. Parece ser que para llevar adelante la Provincia de Buenos Aires hay que ser de mínima un “taura”, un “guapo”, casi un matón. Y eso es un error, simplemente porque, como en todos lados, en esa Provincia hay más gente buena que mala. Mas laburantes que chorros. Entonces es evidente que esa gente merece el gobierno de otra gente “buena”.

O mejor, lo merecerá si así lo decide, si en las urnas lo demuestra, si está dispuesta a sostenerla antes y después de la elección. Los buenos son más, de eso no hay dudas, solo tienen que decidir aunar voluntades para ganar. La esperanza es imparable.

Anuncios

Un comentario en “A VECES GANAN LOS BUENOS”

  1. Modestamente creo que si el domingo gana Mauricio Macri, se inicia el definitivo derrumbe del peronismo y desaparecerá como le pasó al radicalismo.
    Llegará entonces una época en que se dividirá mucho más el electorado y cada vez se votarán menos programas políticos y se votará más las personas, o a las caras lindas. Creo, uno nunca sabe…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s