UNA VEZ QUISIMOS CAMBIAR Y CAMBIAMOS

Hubo un tiempo no hace tanto, que necesitamos desesperadamente un cambio igual que ahora. Y lo logramos, nos unimos y cambiamos. Si queremos cambiar podemos, juntos.

*Por Horacio Minotti. Director periodístico
*Por Horacio Minotti. Director periodístico

Salíamos de la oscuridad. No solamente de la dictadura concreta y explícita y genocida. Los años previos a ella también vivimos tiempos de inexplicable violencia política, fruto de la interna entre sectores de un mismo partido político que ensangrentó a toda la sociedad. No solo hoy llevamos 25 años consecutivos de gobierno de los mismos. Previo al ’76, esos mismos decidieron resolver la feroz interna entre su derecha y su izquiera a los tiros y bombazos, por nuestras calles, con nosotros como víctimas.

Y quisimos cambiar. Dejar de lado toda esa violencia, necesitamos volver a ceñirnos a la ley y fortalecer las instituciones de la república. Y votamos aquel 30 de octubre de 1983 al que prometía buscar unidad, concordia y justicia. Decían que era imposible, que los otros nunca habían sido derrotados en las urnas, que contaban con una aparato político, prebendario y hasta fraudulento, y que estaban ayudados por los dictadores que todavía gobernaban, porque les prometían impunidad. ¿Te suena?.

Pero fuimos muchos, una inmensidad, una marea de argentinos esperanzados los que decidimos cambiar, y entonces, derrotamos al aparato, al fraude, a la violencia y a la impunidad, y consagramos presidente al hombre que quedaría en la historia reciente como el mayor faro de institucionalidad, decencia, justicia y equidad desde la recuperación democrática. Y lo hizo cuando no era sencillo. Cuando la sombra de los violentos acechaba en cada rincón, cada día. Lo hicimos.

Raúl Alfonsín no fue solo Raúl Alfonsín. Fuimos todos, o al menos fuimos muchísimos. Hizo lo que hizo porque muchos lo deseamos y trabajamos para ello. El fue una guía, pero todos tuvimos parte en esa Argentina. También tuvimos responsabilidad en lo que vino. Porque hoy, con distancia histórica sabemos que si bien ese gobierno tuvo errores en lo económico, también fue objetivo de aquellos que habían perdido la posibilidad de robar, de manipular, de ejercer el poder en pos de sus bolsillos; que hayan podido volver, es también nuestra responsabilidad como sociedad.

Pero el hecho es una vez CAMBIAMOS. Quisimos y pudimos hacerlo, juntos. Emergimos de la oscuridad unidos, con objetivos comunes y trabajando por ellos, y elegimos la guía adecuada para ese camino. Así que está en nosotros y no hay excusas. Podemos apoyar a los mismos de siempre que se presentan a cara descubierta, o a los mismos de siempre que se camuflan, a los “falsos profetas” como dice el Papa Francisco, los “lobos con piel de cordero”.

O podemos CAMBIAR, salir a buscar el futuro con coraje y decisión, con esperanza y alegría. Lo tenemos ahí, a la mano. Se ha vuelta de construir después de muchos años, la opción que lo hace posible. Depende de nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s