DESPEDAZADOS

Juntos son dinamita
Juntos son dinamita

Pasaron solamente 72 hs. de la primera vuelta y el oficialismo es una balacera cruzada de “fuego amigo”. Pases de factura, odios antiguos que renacen, abandonos, rumores de renuncia. Es la comparsa que lleva a Scioli al ballotage.

*Horacio Minotti. Director periodístico
*Horacio Minotti. Director periodístico

Rumor: en cualquier momento de baja Daniel Scioli. Rumor: en cualquier momento de baja Carlos Zannini. Ambos se instalan con mayor o menor alternativa fuerza dependiendo de la hora del día. Cristina Kirchner no lo atiende a Scioli. Pero el candidato ahora dice que habló con Cristina. Le suspendió un encuentro personal, pero lo llamó por teléfono. ¿De que hablaron?. Según el ex motonauta y casi ex candidato, de los dos nuevos pliegos de aspirantes a jueces de la Corte Suprema que Cristina envió al Senado desesperada, con la certeza que su ciclo terminó, para poder garantizar la impunidad. ¿Del papelón electoral?. Parece que ni una palabra.

Aníbal Fernández, ex candidato a gobernador (mucho ex) dispara contra todos, especialmente contra su rival en la PASO Julián Domínguez, al que venció, pero sobre lo que Domínguez alega, ocurrió mediante fraude. Imposible de componer. Fernández dispara también contra Scioli. Cuando habla de “fuego amigo” y enseguida menciona la nota que el periodista Jorge Lanata realizó al condenado por el triple crimen de la efedrina Martín Lanatta en un penal bonaerense, sabe que el que lo dejó pasar a la penitenciaría para la entrevista fue el propio Scioli.

No le falta razón en esto a Fernández. Pruebe usted llegar a un establecimiento por el estilo, con su cuñando disfrazado de camarógrafo, y su primo  Jorge con equipos de sonido, golpee la puerta y dígale al agente del Servicio Penitenciario Bonarense que lo atiende, que viene a ver a un preso. Con suerte solamente se le morirán de risa. La orden de permitir la entrevista a sabiendas de lo que iba a decirse en ella, fue política, la dió el ministro Ricardo Casal, del riñón de Scioli y obviamente con su consentimiento.

Por otro lado, la agrupación ultra K “La Cámpora” ni siquiera se hizo presente en el Luna Park donde funcionó el bunker de Scioli el día de la elección, y ahora le dispara con toda su munición mas gruesa, y pretende barrerle a Zannini de la candidatura a vice. El todavía candidato salió desesperado a ofrecerle el ministerio de Economía a Roberto Lavagna, ahora hombre del palo massista, para levantar su imagen, pero el economista se negó: es innecesario subirse a un tren que se dirige directo al abismo.

Carta Abierta, usina intelectual kirchnerista se burla de su candidato, incluso de sus gustos musiclaes y le pide de oculte a Ricardo Montaner. Parece un chiste pero no es menor, son los mismos que dijeron que lo votarían con “la cara larga”.

Lo contamos ya, los intendentes peronistas del conurbano bonaerense, culpan de sus desgracias a todos: a Scioli, a Fernández y al kirchnerismo, y no tienen pensado emplear un solo recurso para seguir adelante con la campaña.

Para completar el panorama, y desmintiendo a los analistas pasados de moda que se la pasaron anunciando cuan peronista era el voto massista, los mayores referentes de ese espacio Sergio Massa (“no quiero que gane Scioli”) y José Manuel De la Sota (“votar a Scioli es votar a Zannini”), ya mostraron sus preferencias. Es que, como quedaron las cosas, pocos pueden apuntar a quedarse con el control de este peronismo confundido y destrozado, pero Massa y De la Sota son dos de esos pocos, con Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, casi los únicos. Pero la condición para que ello ocurra, es que no se produzca el milagro de que Scioli gane la segunda vuelta.

Cabe considerar que esta comparsa contradictoria y ultra conflictiva, nos está gobernando. Todo lo que se destapa hoy, luego del papelón electoral del domingo estaba subyacente, no acaba de nacer. Y explica tal vez como nos está yendo. El esperado y necesario fin de un época es inminente.

Anuncios

Un pensamiento en “DESPEDAZADOS”

  1. Muy buena columna. Sin ser radical ni simpatizante de la UCR recuerdo la idea de Raúl Alfonsín al firmar el Pacto de Olivos y conceder las desmedidas exigencias de Carlos S. Menem. Es probable que, además de ver la dificultad de seguir con un régimen presidencialista, no solamente haya previsto la disgregación de su partido sino también del PJ. Pasaron 21 años de aquel pacto, le propinaron insultos, agravios y calificaciones de las peores pero su visión de futuro no estaba errada. La UCR está desmembrada como ya venía desde los ´90, la gobernabilidad tiene un equilibrio inestable y termina de derrumbarse la hegemonía del PJ. Guste o disguste. Y estamos a un paso de tener un sistema de gobierno parlamentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s