FERIA DE FENÓMENOS K

En el fin de la función
En el fin de la función

El sciolismo-kirchnerismo enloqueció y a medida que se acerca la segunda vuelta electoral, no para de lanzar disparates e insultos por los medios. Kicillof, Aníbal, Hebe, Feinmann, Mengolini, recurren al insulto, y Scioli habla de gente de la que ni sabe el nombre. Una feria de fenómenos.

*Horacio Minotti. Director periodístico
*Horacio Minotti. Director periodístico

“El forro de Massa miente”, dijo el Ministro de Economía y diputado nacional electo Axel Kicillof. Luego vino el pedido de disculpas y la generosa aceptación de las mismas por parte de Sergio Massa, pero ¿se da cuenta esta gente que tiene que revertir una posición claramente desventajosa de cara a la segunda vuelta?. ¿O simplemente la desesperación por ese hecho es la que los pone en esta situación de desmesura?.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti es un “hijo de remil putas”, espeta la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. Hace tiempo que Hebe no “responde a sus mandos naturales” y el insulto forma parte de su manejo cotidiano, pero ¿nadie la aviso que es un momento especial y esas cosas perjudican?. De todos modos si Kicillof funciona de esa manera quien podría privarla a Hebe de su puteada diaria.

La periodista kirchnerista de 678, Julia Mengolini estalló de furia cuando el candidato a presidente de CAMBIEMOS, Mauricio Macri, se reunió con el pediatra especialista en nutrición reconocido a nivel mundial Abel Albino, que salvo a 15 mil chicos de la desnutrición trabajando sin apoyo estatal en la llamada Red Conin. Macri le prometió extender el sistema Conin a todo el país desde un ente autónomo que Albino conducirá. Lejos de alegrarse porque habrá menos chicos desnutridos, Mengolini se ofusco por el acercamiento con Macri y llamo al doctor Albino, enfermo y depravado. Fuerte. Y lo menospreció nomenclándolo como “viejito” en un claro acto discriinatorio que debería ser analizado por el INADI.

Por otro lado, quien dijo que iba a dar un paso al costado luego de perder la provincia de Buenos Aires escandalosamente, algo que ningún peronista conseguía desde Herminio Iglesias, el jefe de gabinete Aníbal Fernández, rápidamente volvió a colocarse en el centro del ring, amenazó a la gente con que Macri le va a quitar la mitad del sueldo (algo que ya ocurre, el kirchnerismo nos saca ese porcentaje promedio por impuesto a las ganancias sobre el salario), y coincide con su candidato a presidente Daniel Scioli en agredir a la Corte Suprema de Justicia por el fallo YPF-Chevrón. ¿No se da cuenta Aníbal que cada aparición suya la resta votos a Scioli? ¿O juega en forma conciente su rol de piantavotos y quiere hacerlo perder?. Si hay algo que esta claro es que, de lo que diga Fernández, la gente hará todo lo contrario.

El que se mostró bastante degeneradito y casi un apologista del delito fue el filófo kirchnerista de Carta Abierta José Pablo Feinmann, al que evidentemente le gusta mucho María Eugenia Vidal y sobre la que pronosticó, será objeto de “trata de blancas”. Agregó que la belleza de la gobernadora electa es “pecaminosa”. Desde esta redacción podemos afirmar que Feinmann encuadraría perfectamente en la definición de “viejo verde”, aunque no escuchamos a Mengolini acusarlo de depravado, bien lo merecería en este caso. Es cierto que tampoco vale la pena denunciarlo, para que lo condenen debería estar en condiciones mentales de “dirigir sus acciones” y todo indica que hace años que se encuentra fuera de sus cabales.

Para terminar con esta armada brancaleone que pretende gobernar el país (o seguir haciéndolo), ayer el candidato Scioli se refirió a un economista de CAMBIEMOS como Schwarzenegger, el muscoloso actor de Terminator y otros éxitos del cine de acción norteamericano. Es dificil determinar porque el candidato habla de quien evidentemente no conoce, porque si cree que una persona es otra y ni siquiera puede pronuciar adecuadamente su apellido (Sturzenegger), es evidente que no sabe que hizo y que no. Cada aparición de Scioli es un papelón, en tren de hablar de actores extranjeros, el candidato oficialista parece Peter Sellers en “Desde el Jardín”. No puede completar una frase corta, se confunde nombres y lugares, proclama fracesillas sin contenido, es realmente un personaje de comedia.

Esta feria de fenómenos es la que pretende gobernar la Argentina, a la que parecen querer que le entregues el futuro de tus hijos. Es tan gracioso, como peligroso y triste.

Anuncios

2 comentarios en “FERIA DE FENÓMENOS K”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s