SOBERANÍA

banderaHoy se celebra el día de la Soberanía Nacional. Pero el concepto no se refiere solamente al dominio efectivo sobre nuestra tierra. Es mucho más que eso, implica asumir que somos los únicos dueños de nuestro destino y responsables del mismo. El domingo ejercemos soberanía.

yo
*Horacio Minotti. Director periodístico

El término soberanía no es un sustantivo, sino un adjetivo calificativo, según la Real Academia es una “cualidad de soberano”. Por ende debemos remitirnos al significado de soberano: “que ejerce o posee la autoridad suprema o independiente”.

En términos territoriales entonces, podemos aplicar el término al control efectivo de nuestra porción de tierra, por sobre cualquier otro que pretenda el mismo fin. ¿De quién es tal soberanía?. Del pueblo claro. Tal vez en aspectos administrativos la ejerza el Estado, como representante de la voluntad de ese pueblo, dados nuestros mecanismos de organización social, pero siempre el soberano en una república democrática, es el pueblo.

Pero la definición no se agota ahí, es este apenas un aspecto de lo que implica soberanía, que va mucho más allá del simple control del territorio. Soberanía es ser dueños de nuestro destino, amos y señores de nuestros mandatarios, de la elección de los mismos, y del control posterior que de ellos debemos ejercer.

El mandatario que se aparta del mandato, violenta nuestra soberanía tanto como el invasor externo que pretende una porción de nuestra tierra. Quien viola nuestra Constitución y nuestras leyes, las normas básicas de conviviencia que nos hemos dado, es un invasor, un traidor, viola nuestro derecho soberano.

Y el que pretende vulnerar nuestro derecho a elegir en libertad, sea fraguando los resultados electorales, engañandonos o intentando atemorizarnos para condicionar psicológicamente nuestra decisión, violenta también la soberanía popular. Porque la misma no puede ejercerse sino libremente, y la libertad es un condición tanto física como psicológica.

Siempre habrá quién o quienes quieran violar tu derecho soberano de un modo u otro, y deberenos sobreponernos a ello, como en aquella batalla de Vuelta de Obligado que se conmemora en esta fecha, siempre habrá en el horizonte una más que dirimir, sea explícita como aquella, o encubierta como tantas otras.

La del domingo que viene es otra gran batalla por la libertad soberana del pueblo, por liberarse de las cadenas mentales que nos atan a un pasado terrible, amargo y de libertades restringidas. Recuperemos el señorío que nos es propio sobre nosotros mismos, nuestro futuro y el de nuestros hijos, cambiemos.

Anuncios

Un pensamiento en “SOBERANÍA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s